welcome

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit aenean commodo

follow our awesomeness
volver al inicio

La comodidad es el peor enemigo del sexo. ¿Recuerdas con nostalgia cuando hacías el amor todos los días, en cualquier momento y en cualquier lugar? El cansancio, el estrés y la rutina suele ser los motivos de fondo, pero seguro que a veces te da pereza hacer el amor porque no estás depilada, porque tienes sueño, porque quieres ver tu serie favorita, porque tienes que hacer cosas, porque no te sientes guapa, porque…

Si esto es así, tal vez la pasión no se haya ido porque lleven mucho tiempo juntos, sino porque se han hecho cómodos o rutinarios. ¿Quieres cambiar esta situación? Sigue los 10 pasos que la revista Elle propone:

1.- YA NO ME DUELE LA CABEZA

Si lo que quieres es reavivar la pasión, no pierdas oportunidades de hacer el amor, cuanto más practicas, más te apetece. Si estás muy casada, duermes poco o te falta energía, reorganiza tus horarios y reactívate: una buena idea es no esperar a la hora de dormir para tener sexo, sorpréndele antes de la cena y así podrán disfrutar luego de un largo rato de relax.

Evita. Rechazarle con excusas del tipo “me duele la cabeza” o “mañana madrugo”. Durante la semana puedes buscar momentos para hacer el amor que no te roben horas de sueño. Modificar tu rutina horaria también avivará tu libido.

Intenta. Cambiar el rol pasivo si es el que has adoptado. Sorpréndele pidiéndole sexo tú a él. Insinúate, hazle caricias eróticas o díselo claramente.

Recupérate. ¿El sueño y el cansancio te quitan las ganas de sexo? Una relajante sesión de spa te dejará como nueva. Practica un poco de yoga, sal a caminar  o ve a una sesión de zumba.

Sexy idea. Ponte el despertador veinte minutos antes y despiértale con insinuantes caricias sexuales, ya sabes que por la mañana ellos suelen levantarse preparados para la acción. Si después le espera su desayuno preferido o se coordinan para hacer el desayuno juntos, no dejará de pensar en ti durante todo el día.

2.- VISTETE SEXY

Convéncete de que eres sexy y los demás te verán así, sobre todo tu pareja. Da igual la talla o el cuerpo que tengas, hay mil detalles que te pueden hacer sentir deseable, desde ponerte unos tacones a aumentar el escote, pasando, por supuesto, por utilizar ropa interior más sensual.

Más tacón. No hay mejor truco para alargar y estilizar las piernas. Para ellos, el tacón es una de las prendas femeninas más fetichistas. Si no los soportas, prueba a aumentar centímetros a base de plataforma.

Escote estudiado. Enseñar o ir demasiado ceñida no resulta elegante, pero no hay quien se resista a un sugerente escote o a una espalda al descubierto. Si te favorece, no te prives de los tops y vestidos. Una camiseta amplia con un hombro caído también resulta muy sexy.

Lencería Candente. Además de deleitarle con conjuntos sexys, sorpréndele con piezas realmente eróticas que disparen su libido sólo con verte. ¿Te da pena? Póntelas a solas, obsérvate en el espejo y mírate sin prejuicios, recuerda que ellos nos ven 60% menos “gordas” de lo que nos vemos a nosotras mismas.

Sexy idea. ¿Sueles ponerte ropa cómoda en casa? Sigue haciéndolo pero regala todo lo que NO sea sexy. Tops, tangas, shorts, camisetas largas con un hombro al descubierto, cacheteros, mini vestidos… es el momento de ponerte todas esas cosas con las que irías demasiado atrevida por la calle. Todo, menos que te vea fodonga.

3.- HABLA DE SEXO

Una de las grandes asignaturas pendientes en las parejas es la comunicación sexual, tanto para expresar las propias necesidades como para estimular el deseo del otro. Teniendo en cuenta que el cerebro es el mayor órgano sexual, las palabras se convierten en un potente instrumento para su estimulación. En la cama, utilizar un lenguaje subido de tono puede despertar la libido más dormida.

Dile lo que quieres. Tabúes, prejuicios, vergüenza… ¿algo de esto te impide expresarle a tu pareja tus deseos respecto al sexo? Hablar te ayudará a superarlo. Comienza con cosas sencillas como decirle que te apetece hacer el amor o guiarle por el mapa erótico de tu cuerpo. Si nunca lo has hecho, decirle que quieres más intensidad o que te acaricie cierta parte del cuerpo le pondrá a mil.

Hablar sobre sexo. Que el sexo esté presente en sus conversaciones habituales hará que el deseo esté siempre en el aire. Coméntale cuánto te gustó cómo te acarició la última vez, dile que has estado pensando en una postura nueva, cuéntale, pícara, cómo te diste placer… Sorpréndele hablando de estos temas en el momento más inesperado: haciendo la compra, en un mensaje de texto, whatsapp, en el coche, en el cine, durante una cena con amigos…

Juega fuerte. Si no tienes demasiados problemas para hablar de sexo, prueba una de las prácticas sexuales que más les excitan: hablar sucio en la cama. No hace falta que digas nada ofensivo ni vulgar (aunque todo cabe si ambos lo interpretan como un juego y ambos están de acuerdo), sino que lo hagas con morbo.

4.- SEXO A SOLAS

El autoplacer es una de las mayores fuentes de inspiración y aprendizaje para disfrutar del sexo en pareja. No puedes esperar que él te haga disfrutar y adivine todos tus deseos en la cama si ni tú misma los conoces. Cada mujer tiene un mapa sexual diferente y eres tú quien debe descubrir el tuyo para poder guiar a tu amante. El autoplacer es también la solución a la mayoría de los problemas de anorgasmia y una práctica muy saludable que mantiene la libido a tono. Practicar sexo a solas aumenta las ganas de practicarlo en pareja.

Descúbrete. ¿Sabes cuáles son tus mayores zonas erógenas? ¿Te gusta el ritmo lento o rápido? ¿Estimulación del clítoris, penetración o ambas cosas? Averígualo tú misma.

Punto G. Te pierdes mucho placer si aún no has descubierto este maravilloso punto. Tus dedos son el mejor juguete para estimularlo. Con un vibrador especial tocarás el cielo.

Vibrador. No nos cansamos de decirlo: el vibrador es el mejor amigo de la mujer, sola o en pareja. Te ayudará a descubrir el autoplacer, te proporcionará sensaciones que desconocías y te mantendrá mucho más activa sexualmente. Tu pareja y tú lo agradecerán. Para empezar, puedes probar con un vibrador clitoriano o externo como una bala vibradora. Caballero que nos lees, créeme que jamás cambiaremos el sexo contigo por utilizar un indefenso vibrador.

Sexy idea. ¿De verdad estás dispuesta a todo para reavivar la pasión? Enséñale cómo te masturbas y verás de nuevo los fuegos artificiales.

5.- SEX INFO

Es posible que el decaimiento de su vida sexual se deba, simplemente, a que ya han probado todo lo que sabían. Pero ¡hay mucho más! Posturas, prácticas, juegos, juguetes, performances, accesorios… respecto al sexo, las posibilidades son infinitas. Igual que el bagaje cultural puede crecer o estancarse, tu sexualidad puede nutrirse en función de tu interés y tu curiosidad. Te aconsejamos algo que seguramente tus padres te habrán dicho de pequeña: ¡lee más!

Para parejas. Saber cómo funcionan tus mecanismos sexuales y los de tu pareja te proporcionarán la herramienta más valiosa para ponerlos en funcionamiento. Hazle un hueco en tu biblioteca a los libros sobre sexualidad o libros eróticos como Las Sombras de Grey.

6.- NUEVAS PRÁCTICAS

Nada mejor para reinventarse en la cama que probar nuevas prácticas sexuales. Puede incluso que se trate simplemente de esforzarse con cosas conocidas: ¿la felación sigue siendo tu asignatura pendiente? Si se trata de tu pareja habitual, hay pocas razones convincentes para que no quieras darle ese placer. Y ¿qué hay de su repertorio de posturas? Hacerlo siempre de la misma forma aburre a cualquiera… Pero hay mucho más: bondage, soft sado, cosmética sensorial, juguetes, sexo anal… y es el momento de probarlo.

Fetish. Cuerdas, látigos, cueros, corsés, tacones… Hay mil cosas que pueden convertirse en objeto del deseo en sus juegos sexuales. Con el bondage descubrirán el morbo que puede llegar a dar la inmovilización. ¿Nunca has atado a tu chico con unas esposas? Puede ser un buen comienzo para incrementar la intensidad de sus relaciones.

Muévete. Si ya se han “hecho la medida” para llegar de forma rápida y cómoda al orgasmo, cambia radicalmente de posición si no quieres acabar haciendo el amor como una autómata. ¿Sabías que hay posturas que favorecen más tu placer o el suyo? Descúbrelas con Las Cartas del Kama Sutra, una caja que te descubre los secretos del libro de sexualidad más antiguo del mundo y te explica las posturas con imágenes.

La puerta de atrás. ¿Sabías que él tiene el equivalente a tu punto G en el ano? ¿Y que la estimulación anal mientras te penetra te puede hacer tener el orgasmo de tu vida? Una ducha refrescante, un buen lubricante con desensibilizante y muchas ganas de experimentar los harán descubrir una nueva dimensión del sexo. Pruébalo a solas con un vibrador doble y te aseguramos, te reportará grandiosos momentos de placer.

7.- TARDE DE CINE

Cambia tu noche de cine semanal por una mucho más especial: en casa y con programa X. Actualmente existe cine porno hecho con gusto, pensando en las mujeres, con glamour y personajes con los que tanto tú como tu pareja podrían identificarse. Ver juntos una peli erótica hará saltar automáticamente los resortes de su deseo y les servirá de fuente de inspiración. Pero no le digas nada y sorpréndele con la sala de cine más erótica que haya visto nunca.

La peli. Te recomendamos especialmente las de Erika Lust, la directora que ha revolucionado el mundo del cine porno haciendo películas para mujeres. No te pierdas ‘Cinco historias para ellas’, una peli que también te encantará ver a solas. Para tu primer “pase erótico” también puedes utilizar títulos como Nine Songs, de Michael Winterbotton, o Shortbus, de John Cameron Mirtchell.

Filmoteca X. Sus privados de cine X pueden ayudarlos a componer su propia filmoteca erótica, en la que no pueden faltar clásicos como Emmanuelle, Garganta Profunda o El Amante.

El escenario. Dile que esta noche te apetece ver una peli en casa, pero no le digas cuál. Ponte sexy por fuera y por dentro, que cuando no pueda resistirse te encuentre más apetecible que nunca. Enciende unas velas, baja la luz, abre una botella de vino y ten a mano cosas útiles, como lubricante, gel para sexo oral, chocolate para el cuerpo, preservativos, juguetes eróticos, una manta para extender sobre el suelo…

8.- EL ARTE DEL MASAJE

Dense un masaje, es el mejor antídoto contra el estrés, el cansancio y las libidos bajas de tono. Las caricias, el contacto de las manos y de un cuerpo con otro estimulan el deseo y la sensualidad. Si llevan tiempo sin tener relaciones o alguno de los dos está muy cansado, puede ser la mejor forma de comenzar y de ponerse en sintonía física y mental para el sexo.

Espalda & Compañía. Aunque tus intenciones sean otras, no empieces directamente con su entrepierna. Comienza relajándole el cuello y suavizando las contracturas de la espalda para, cuando esté completamente entregado, baja hacia sus nalgas. Con el Manual de masaje holístico (Océano Ambar) aprenderás las técnicas del shiatsu, del masaje de chakras, do in, tántrico, sensual y reflexología.

Masaje erótico. Una vez relajada la musculatura general, hay que pasar a la específica, momento que va a requerir de manos, boca, lengua y tu propio cuerpo. Aprende a dar los mejores masajes eróticos con Masaje erótico para parejas (Martínez Roca).

Cosmética erótica. Es perfecta para iniciarse en el mundo de los juguetes sexuales y para incrementar las placenteras sensaciones de sus masajes. Aceites afrodisíacos, lubricantes para partes delicadas, geles frío-calor, polvos comestibles, velas de masaje, plumeros para acariciar, mismos que los podrás encontrar en MissFantasias.

Pies, qué placer. ¿Nunca has recibido un masaje de pies? Te aseguramos que algunos son equivalentes a un buen orgasmo, así que imagínate si combinas reflexología y sexo.

Nota: El masaje erótico aplica tanto para que ella se lo haga a él y viceversa.

9.- TIEMPO PARA DOS

El roce hace el cariño, y del roce al sexo hay un solo paso. Las buenas costumbres nunca hay que perderlas. Si al principio de su relación salían a cenar, de escapada, preparaban veladas en casa y hacían planes especiales, hay que retomarlo. Si tienen niños, busquen una niñera y regálense tiempo para estar a solas, hay que salirse del “escenario” habitual y recuperar la complicidad. No esperes a que sea él quien te prepare planes románticos, sácale y sedúcele tú.

Masaje para dos. Si su problema es el estrés y el cansancio, nada mejor que relajarse juntos. Un masaje a dúo no sólo relaja los músculos y mejora el humor, sino que invita a la sensualidad. Una sesión de spa puede dar lugar a juegos, confesiones y, sobre todo, cercanía física con poca ropa de por medio.

Vamos al béisbol. Algunas veces el problema de que no hagan más planes juntos es que a ti no te gustan sus aficiones. Sorpréndele con unas entradas para un partido de béisbol, futbol o de baloncesto y seguro que sabrá cómo recompensarte.

Más escapadas. Viajar es la mejor terapia para desconectar, para descubrir nuevos lugares juntos, para reencontrarse y tener más momentos de intimidad. Sin reloj, sin obligaciones, sin estrés, es fácil recuperar la pasión.

10.- ¡IMAGINA!

Nadie mejor que tú conoce tu relación y a tu pareja. ¿Qué podrías hacer para sorprenderle en la cama? Utilizar tu imaginación y liberarte de prejuicios es una combinación infalible para reinventarte. Rompe la rutina, desbarata los horarios, haz cosas que nunca pensaste qué harías y, sobre todo, atrévete a experimentar en el sexo. ¿Cómo empezar?

Fantasías. Piensa en alguna fantasía que te gustaría cumplir con él y cuéntasela, le encantará ser el artífice de tu placer. Después le tocará el turno a él. Tal vez quiera proponerte un trío, una de las fantasías más recurrentes en los hombres. Si no estás dispuesta a llegar tan lejos, proponle algo mucho mejor: tú, él y tú vibrador.

Juguetes. Los accesorios eróticos pueden ayudar a tu imaginación propiciando nuevas prácticas, sensaciones y situaciones. Un simple consolador puede cambiar por completo su vida sexual. Y todo es empezar: lubricantes comestibles, arneses, anillos vibradores para él, antifaces, suaves látigos, aceites estimulantes, bolas chinas, juegos eróticos… ¿Lo mejor? Ir a elegir los juguetes juntos.

Performances. En la cama hay que perder la seriedad y jugar. ¿Por qué no disfrazarte una noche para convertirte en la perfecta geisha? Tal vez a ti te gustaría que él fuera tu médico y revisara tu cuerpo palmo a palmo en busca de alguna imperfección. En MissFantasias encontrarás disfraces muy sexys que te ayudarán a revivir la pasión con tu pareja.

Fuente: Elle/MissFantasias

leave a comment